Inicio
 
 
 
2017, EN DEFENSA DE LA VERDAD HISTÓRICA
Comienza un nuevo año para nuestra Fundación, y lo hacemos, como en el verso de Ezra Pound, "manteniéndonos en los viejos sueños, para que el mundo no pierda la esperanza". 
 
Durante los últimos años, y especialmente a raíz del alumbramiento de la torticera, manipuladora y revanchista Ley de Memoria Histórica, se ha producido en España una ofensiva sin precedentes contra un régimen político en cuyas Cortes está el origen de la actual democracia parlamentaria.
 
Durante todos estos años, se ha venido poniendo en marcha, "entre la saña de un lado y la antipatía e indiferencia del otro", una operación de deslegitimación social del franquismo como fenómeno que permitió a España pasar de unas condiciones de vida rayanas con la miseria a ser un país unido, próspero, con una amplia clase media y con todos los españoles reconciliados en solo afán de hacer más grande a su nación.
 
Hemos podido oír las más variopintas afirmaciones injuriosas sobre el régimen del general Franco, tachado,e entre otras lindezas, de "genocida", "machista", "nazi", "asesino", "fascista" y otros epítetos semejantes; hemos podido leer los más torticeros testimonios sobre torturas, persecuciones, paseos, sangre y dolor, asociándolos al bando nacional y al régimen que subsiguió al fin de la Guerra Civil.
 
Se intenta, con la aquiescencia de prácticamente todos los partidos, aplicar una Ley de Memoria Histórica que, lejos de suponer una magnífica oportunidad para terminar de cerrar las heridas que aún pudieran existir, ha venido a sembrar más odios, divisiones y dolor entre los españoles. Se está aplicando (aunque desde está Fundación estamos haciendo todo lo posible para evitarlo, con una batalla jurídica en la que estamos empeñando todo nuestro esfuerzo) una Damnatio Memoriae sobre el período 1936-1975, destruyendo monumentos, sustituyendo placas y calles, injuriando su memoria en periódicos, revista y redes sociales, ultrajando la memoria de quienes gobernaron en aquellos tiempos e hicieron posible obras tan deleznables y abominables como mantener a España alejada de la contienda mundial que siguió a la Guerra Civil, el establecimiento de las bases de la Seguridad Social, la numerosa red de pantanos, el Fuero del Trabajo, el seguro de Vejez, el de invalidez, el de enfermedad, las vacaciones retribuidas, las pagas extraordinarias, los pueblos de colonización, las universidades laborales, la progresiva incorporación de la mujer a la universidad y al mundo laboral, la supresión de cláusulas del Código Civil que equiparaban a la mujer con los menores e incapacitados y otros muchos logros que han quedado grabados en la Historia.
Se pretende borrar de un plumazo la obra ingente de un Régimen que, con sus luces y sombras, incorporó a España a la modernidad, como puede deducirse leyendo los testimonios rigurosos y objetivos de historiadores como Stanley Payne, George Hills, Ricardo de la Cierva, Pío Moa y muchos más.
 
Esta Fundación nunca se opondrá a que cualquier español que combatió en ambos bandos en aquella lucha entre hermanos que fue la Guerra Civil pueda encontrar un lugar en el que ser dignamente enterrado y en el que pueda descansar en paz. Repetimos, nunca nos opondremos a algo que es perfectamente legítimo: que todos los españoles se reconcilien en la Verdad y que quienes quieran dar digna sepultura a sus ascendientes (republicanos o nacionales) puedan hacerlo con la dignidad que toda persona merece. 
 
A lo que siempre nos opondremos, y esta es nuestra labor principal para el año que comienza, es al triunfo del odio, la venganza, el revanchismo, la mentira y la utilización política de la Historia para sembrar la discordia y el enfrentamiento entre los españoles.
 
Esta Fundación seguirá luchando en los tribunales y en el campo intelectual para preservar el sagrado deber de honrar a nuestros héroes y a nuestros mártires, que, no lo ignoramos,  ha de ir siempre acompañado del sentimiento de perdón y reconciliación que impone el mensaje Evangélico.
 
A ello dedicaremos todas nuestras energías en el nuevo año que comienza.  


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía